Posts etiquetados ‘modos propios’

Este es un tema bastante extenso. A ver si lo hago entretenido.

 Clasificación de los instrumentos de viento

En Acústica Musical diferenciamos los instrumentos de viento por:

Según el material

Se tiene en cuenta el material del excitador.

  1. De madera – Clarinete, oboe, saxofón…
  2. De metal (aunque el verdadero excitador son los labios del instrumentista). – Trompeta, tuba..
Según el número de aberturas
  1. Tubo abierto – Flauta
  2. Tubo cerrado – Clarinete
Según la forma del taladro (tubo)
  1. Cilíndricos
  2. Cónicos
  3. Prismáticos
Según su embocadura
  1. De bisel – Flauta
  2. De lengüeta simple – Clarinete
  3. De lengüeta doble – Oboe

En esta entrada para hacerlo lo más comprensivo he escogido dos instrumentos que representen tipos de instrumento de viento: la flauta y el clarinete. Quedan pendientes otros instrumentos característicos de otras clasificaciones como el saxofón y la trompeta. Los analizaremos en otras entradas.

La flauta

La flauta es un instrumento de metal, cilíndrico, de tubo abierto y con embocadura de bisel.

partes-flauta

Puntos importantes:

  1. Para producir un sonido SIEMPRE necesitamos algo que vibre. Nuestras cuerdas vocales, la lengüeta, los labios, algo…
  2. Dentro de un tubo acústico la presión es mayor a la presión atmosférica del exterior, por lo tanto el medio es distinto.

Si os acordáis de la entrada de membranas, existía lo que llamábamos modos propios de vibración de la membrana. Estos modos eran los que definían las frecuencias (la altura fundamental y el timbre) del instrumento. En los instrumentos de viento pasa lo mismo pero por otros motivos.

(más…)

¡Vamos con la segunda entrada del minicurso “Acústica para Músicos”! Esta vez hablaremos de los instrumentos de membrana o en general de todos los instrumentos percutidos de 2 dimensiones. Caja, tambor, darbuka, timbales…

¿Qué es lo que ocurre paso a paso? Primero golpeamos la membrana, la excitamos con una señal idealmente instantánea, la membrana responde a ese impulso vibrando de muchas formas que es lo que vamos a ver y esa vibración pasa al aire que por simpatía comienza a vibrar de la misma forma haciendo que la vibración llegue hasta nuestros oídos.

Anécdota: El sonido es una señal única. Cuando estás en la doceava fila de un auditorio escuchando una banda de música, a tus oídos solo llega una señal que es la mezcla de todos los instrumentos y tu cerebro es capaz de volver a separar todos los instrumentos de esta única señal.

onda

Si te cuesta entender cómo de esa muestra de arriba, que representa el nivel de presión que llega a tu oído en cada momento, se pueden escuchar 20 instrumentos a la vez es que empiezas a ver la magia.

Volvamos a los instrumentos. Vamos a aporrear un tambor por ejemplo. Para no tener que explicar mil cosas tendréis que creerme cuando os digo que con un golpe idealmente instantáneo como el de un baquetazo lo que hacemos es excitar TODAS las frecuencias por igual, si las propiedades del tambor no influyeran a ninguna, escucharíamos un ruido blanco que es aquel sonido que tiene la misma energía en todas las frecuencias. ¿Queréis escucharlo?

Ejemplo de ruido blanco

Menos mal que las propiedades del instrumento influyen ¿verdad? El instrumento se moverá mucho mejor con las frecuencias que estén relacionadas con su forma circular, con la tensión de la membrana, con el tamaño de la membrana, etc… Las otras frecuencias se reproducirán mucho menos. ¿Qué ocurre con estos instrumentos? Tienen dos dimensiones por lo que su combinación de “modos propios” es bastante grande. Los primeros ejemplos:

(más…)